El primer bebé del mundo con sexo "indeterminado" | Ninja Warrior (Parodia)

   

Danann

 

Published on Jul 13, 2017

Así lo indica la cartilla de salud de Searyl Atli, nacido hace ocho meses en Canadá. Su "padre" quiere darle total libertad para que elija su género cuando crezca. Sarcasmo mode on.

Suscribete a mi Canal Oficial
https://goo.gl/R55MvA
---------
Consigue mi discografía desde todo el mundo en:
https://goo.gl/xJ4PrD
---------
→ Sígueme en redes sociales
---------
★ Facebook: https://goo.gl/H5BAxH
★ Instagram: https://goo.gl/oraRXm
★ Twitter: https://goo.gl/kUiJyt
★ Spotify: https://goo.gl/xJ4PrD
---------
→ Web Oficial
---------
http://www.danann.tk/

Searyl Atli, un bebé de ocho meses nacido en Slocan Valley, British Columbia, Canadá, es el primero del mundo en tener en un documento público en el que no se especifica su sexo.

La cartilla de salud de Searyl fue emitida con una "U" de "undetermined" (indeterminado) o "unassigned" (no asignado) en el espacio para completar su sexo. Ahora, su padre, Kori Doty, un transgénero no binario (no se reconoce como hombre ni mujer), lleva adelante una batalla legal para que tampoco se le asigne ningún género a su hijo en el certificado de nacimiento.
Kori Doty, el padre de Searyl, es un transgénero no binario y quiere darle total libertad de elección a su hijo/a.
"Estoy criando a Searyl de un modo que no tenga su identidad sexual predefinida hasta que tenga un sentido de sí mismo y un control de su vocabulario para que me diga qué es", explicó su padre a la cadena canadiense CBC. "Lo reconozco como un bebé y estoy tratando de darle todo el amor y el apoyo para que pueda ser la persona más completa sin las restricciones que vienen con la caja de niño o niña".

Kori Doty es un educador comunitario parte de la Gender-free ID Coalition (Coalición por un documento sin identidad de género), que esgrime las dificultades que enfrentan aquellos que se sienten diferente al género que se les asigna en su documento al nacer.
"Cuando nací, los médicos miraron mis genitales e hicieron presunciones sobre quién iba a ser yo, y esas presunciones me acompañaron durante mi vida", reflexiona Kori, quien no desea que a su hijo/a le suceda lo mismo. "Esas presunciones resultaron incorrectas y tuve que hacer un montón de ajustes desde entonces", agrega, y sostiene que asignar el sexo al nacimiento es una violación de los derechos humanos del niño.


  AutoPlay Next Video